Bajo protección 164 menores de edad, cuyas edades oscilan entre los 5 y los 17 años de edad, dentro de los que se encuentran 142 niños y 22 niñas, quienes permanecen en Centros de Protección Temporal, mientras se realizan las investigaciones y son reintegrados a sus familias.

La Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF), como garante de derechos, ha reforzado sus equipos en los puntos fronterizos de Agua Caliente y El Florido Copan, así como en Corinto, Cortes con el propósito de brindar protección inmediata a los Niños, Niñas y Adolescentes que participan de la movilización atípica ya sea porque viajan solos o porque están retornando al país en compañía de sus padres y madres.

Con esta iniciativa, se espera agilizar la respuesta humanitaria y procesos de retornos asistidos para las familias y sus hijos, garantizando su seguridad, necesidades básicas y posterior reintegro a sus comunidades.

La DINAF tiene dentro de sus competencias promover a nivel nacional la defensa y protección integral de los derechos de la niñez y la adolescencia y como mecanismo para brindar los servicios especializados y asistencia humanitaria a las familias y niñez en particular, cumpliendo en estos casos con el ¨Protocolo de Protección Inmediata, Repatriación, Recepción y Seguimiento de Niñas y Niños Migrantes¨ como marco de actuación en favor de la niñez hondureña.

Es así, que en los tres puntos de frontera con Guatemala la DINAF mantiene equipos multidisciplinarios integrados por: abogados, psicólogos, trabajadores sociales, con el propósito de ofrecer a las Niñas, Niños y Adolescentes las medidas de protección inmediatas que van desde asistencia alimentaria, psicológica, médica y social a los niños, niñas y adolescentes remitidos por el Instituto Nacional de Migración INM.

La DINAF como garante de los derechos de la niñez, ha brindado medida de protección inmediata a 164 menores de edad, cuyas edades oscilan entre los 5 y los 17 años de edad, quienes fueron remitidos a los diferentes centros de protección temporal del occidente y norte del país, dentro de los que se encuentran 142 niños y 22 niñas, procedentes de Sensenti, Lepaera, Gracias, Santa Rosa, Choluteca, Comayagua, Danli, El Paraíso, Cofradía, Tocoa Colón, Villanueva, Choloma, Santa Bárbara, San Marcos de Ocotepeque, Trujillo, Cucuyagua, La Labor Ocotepeque, La Unión Copan.

Por su parte, la Directora Ejecutiva de la DINAF, Lolis María Salas Montes dijo que “es importante reflexionar sobre los riesgos o peligros a los que se les expone a las niñas, niños y adolescentes en la ruta migratoria que van desde vulneración de derechos, tortura, abusos, violencia sexual, tráfico ilícito y trata de personas, venta de órganos, reclutamiento forzado, extorsión, robos, secuestros, explotación o esclavitud, entre otras”.