Con el objetivo de mejorar los procedimientos a nivel nacional para la recuperación de niñez sustraída ilícitamente, la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF) actuando como autoridad central de Honduras, para la aplicación de la Convención de la Haya sobre los aspectos civiles de sustracción internacional de menores a través del Programa Migración y Restitución Internacional de Niños, Niñas y Adolescentes desarrollaron los Talleres de Fortalecimiento de Capacidades a funcionarias y funcionarios responsables de la protección a la niñez.

En estas jornadas se capacitaron más de 80 expertos de las Oficinas Regionales de La Ceiba, San Pedro Sula, Santa Rosa de Copán, Choluteca y Comayagua con el propósito de ampliar sus conocimientos sobre este tema que cada día toma mayor importancia dentro de las diversas problemáticas de la infancia en el país.

La DINAF reporta que en los primeros meses del año 2018 se han presentado 45 casos de niñez sustraída ilícitamente por uno de sus progenitores y desde el 2016 a la fecha se reportan un total de 290 casos activados, para búsqueda y restitución internacional el cual se logra mediante un   trabajo articulado con la Interpol y autoridades centrales de otros países.

Es necesario señalar que cada caso de sustracción es único y responde a causas específicas, sin embargo, los cambios sociales, sobre todo debido a los altos flujos migratorios que tienen su origen en distintas causas, es un factor principal que influye en los casos de traslados o de retención ilícita de niños, niñas y adolescentes diferentes a su residencia habitual.

El Gobierno de la República de Honduras a través de la DINAF implementa una serie de acciones para la conformación del Sistema Integral de Garantías de Derechos de la Niñez y en esta materia se busca atender los casos que se presentan en forma interinstitucional, asegurando que los casos se resuelvan de la forma más diligente y ante poniendo el Interés Superior del Niño y la Niña junto a la búsqueda de la integridad familiar.

La sustracción internacional de menores representa un conflicto grande dentro de las diferentes problemáticas que enfrenta la niñez en Honduras, esto porque permite que los infantes puedan ser objeto de trata de personas, secuestro y otros delitos que atentan directamente con su integridad y por esta razón el personal es capacitado constantemente sobre estos temas para estar de acorde con las exigencias del derecho civil internacional.

Así también se registra un total de 2,221 niños y niñas migrantes retornados en los primeros tres meses de este año.