En el marco del Día Nacional de la Mujer Hondureña y por más de una década al servicio de la población, en especial de la niñez migrante retornada al país, la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF) otorga reconocimiento a Sor Valdete Wilemann.

La placa de reconocimiento fue otorgada con el propósito de reconocer y destacar la ardua labor que desde hace 13 años esta defensora de los derechos de la niñez y población en general, realiza día con día en Honduras.

Sor Valdette Wilemann, es una Misionera brasileña de la orden de las Hermanas de San Carlos Scalabrinianas, nacida el 4 de diciembre de 1960 en el departamento de Paraná, al Sur de Brasil, cursó estudios universitarios en Pedagogía con especialidad en Orientación en la Universidad Pedagógica de Paraná Brasil de 1990-1995 y bachiller en pedagogía en la escuela de magisterio en 1992, se ha desempeñado como Directora del Centro de Atención al Migrante Desplazados en Colombia (enero 1995 – enero 2000), Directora de la Oficina de los Refugiados en Ecuador (2000-2004).

Desde el 2004 hasta la fecha dirige el Centro de Atención al Migrante retornado en Tegucigalpa y San Pedro Sula, donde de acuerdo a los lineamientos del Gobierno de la República a través de la Fuerza de Tarea del Niño Migrante, coordina un programa de acogida, orientado a la asistencia inmediata de la población retornada, capacita a la población allí atendida, entre otros procesos que se brindan coordinando con instituciones gubernamentales y no gubernamentales.

Por su destacada trayectoria en la defensoría y apoyo a los derechos de los migrantes ha sido acreedora de diferentes reconocimientos a nivel nacional como; Reconocimiento Nacional por parte del Comisionado de Derechos Humanos por el trabajo en defensa de los derechos de los Migrantes (2008), Reconocimiento Especial por el Club Rotario a la Labor de la mujer Extranjera en Honduras (2009), “Hoja de Liquidámbar en Oro” otorgado por la Alcaldía de Tegucigalpa (2010), Reconocimiento con las Damas de Hondureñas Árabes de San Pedro Sula (2012), Reconocimiento del Club Rotario de Tegucigalpa (2013) y el Reconocimiento de la Secretaría de Derechos Humanos Justicia, Gobernación y Centralización (2015).