Como un hecho condenable desde cualquier punto de vista calificó la Directora de Niñez, Adolescencia y Familia, Lolis María Salas el atentado que recibió el día de ayer el pastor de la Confraternidad Evangélica Jorge Marchado quien forma parte de los miembros que están conformando el Observatorio Independiente de Derechos de la Niñez.

“Este es un hecho que toda la población debe reprobar de la manera más enérgica y sin importar quienes sean los autores de este atentado, los órganos responsables de la investigación y persecución del delito, están obligados a realizar las indagaciones que correspondan a razón de que este hecho no quede sin investigación; porque si un atentado queda en la impunidad, el o los autores, se ven motivados a replicar estos hechos”, añadió la funcionaria.

De ahí que es urgente, dijo, que las instituciones encargadas, realicen los esfuerzos necesarios para dar con el o los responsables de atentar contra la vida del pastor Machado, ya que es una persona que ha puesto su vida al servicio de Dios y del pueblo hondureño.

En tal sentido, refirió que “la DINAF lamenta lo ocurrido al pastor Jorge Machado y se solidariza con él en este momento que está pasando y con su familia, nos sumamos a las oraciones para que el Señor Todopoderoso lo cubra de todo tipo de violencia”.

Exhortamos a todo el pueblo hondureño a mantener la unidad y a sumar esfuerzos desde cada una de las posiciones que corresponde a fin de recuperar la paz y la tranquilidad que merece la población y en particular la niñez.