El incremento salarial anunciado por el presidente de la República, Juan Orlando Hernández, para el sector magisterial hondureño será efectivo en las próximas horas, informó hoy el secretario de Educación, Marlon Escoto.

“Tal como fue establecido en el decreto ejecutivo, a partir de este (20 de) septiembre se inicia con el ajuste salarial docente, 1,800 lempiras distribuidos así: 800 lempiras a partir de este septiembre de 2016 y mil lempiras en el 2017”, indicó Escoto, a medios de prensa al referirse al estímulo a los decentes otorgado por el presidente Hernández.

Este año el Gobierno desembolsará más de 300 millones de lempiras para dar cumplimento a este ajuste.

Según lo indicado por el gobernante en junio pasado, la mejora salarial se complementará con otros beneficios para los maestros, que incluyen un subsidio de 60,000 lempiras para que aquellos docentes que no tengan casa puedan adquirirla, además de un auxilio financiero para la consolidación de deudas en el Instituto Nacional de Previsión del Magisterio (Inprema).

“Son más de 59 mil docentes los que están beneficiados con este acuerdo y tiene que ver con poner las finanzas del Estado en orden”, señaló por su parte el secretario de Trabajo y Seguridad Social, Carlos Madero.

Agregó que “hoy podemos tener este tipo de incrementos salariales a los docentes que también va ser para empleados públicos del sector centralizado, gracias a que se pudo realmente establecer mecanismos de orden en las finanzas públicas”.

Para el próximo año, la Administración del presidente Hernández destinará más de 1,200 millones de lempiras para cubrir el aumento aprobado en beneficio de los 59,269 maestros que hay en el sistema educativo público y que están registrados en el sistema Siafi.

Esta es la primera vez que se dará un ajuste salarial con las escuelas abiertas y totalmente alejado de las tradicionales presiones de los colegios magisteriales como huelgas, cierre de centros educativos y pérdida de clases.

Reconocimiento a labor docente

Los funcionarios destacaron que el paquete de beneficios autorizado por el presidente Hernández va más allá del ajuste salarial, pues incluye el bono de vivienda y el programa de reajuste a las cuentas en Inprema.

Con esto, el Gobierno reconoce el trabajo de los maestros hondureños, reflejado en el cumplimiento de los 200 días de clases, así como en su permanente participación en los procesos de evaluación docentes.

En términos generales, los maestros de preescolar, primaria y media actualmente devengan salarios que van desde los 9,863 lempiras hasta los 15,000 y 20,000 lempiras tomando en cuenta su antigüedad, la región donde trabajan y la formación académica.

Por lo tanto, un maestro en promedio recibe un salario de 12,000 lempiras, siempre y cuando posea título universitario, tanto en prebásica como en básica y media.

Además, adicional al salario base tiene derecho a otros beneficios colaterales; para el caso, al cumplir cinco años tienen derecho a un ajuste de 800 lempiras por concepto de quinquenio, tal como ocurre con la calificación académica, y que en el caso de los docentes que trabajan en Gracias a Dios e Islas de la Bahía tienen derecho a recibir la suma adicional de 8,963 lempiras.

Liberación de sueldo

El tercero de los componentes del paquete de beneficios permitirá la liberación de sueldos de los maestros que tienen deuda en el Inprema.

Del total del monto que el Estado erogará en 2016, esta institución magisterial recibirá 70 millones de lempiras, ya que cada docente aporta el 8.5 % del ajuste salarial. Otro 13 %, que es administrado por el Inprema, lo aportará el Estado, explicó el miembro del directorio de esta institución, Geovany Guifarro.

“Ese dinero sirve en el Inprema para otorgar los beneficios que por ley están en la misma ley o en su defecto devolverlo vía servicios, (como) créditos.

Los 800 lempiras posiblemente sean no significativos desde el punto de vista monetario, pero eso sirve porque el docente ha recibido y va a seguir recibiendo a partir de marzo de este año, cuando iniciamos con el proceso de consolidación de deudas, un aumento implícito, porque ha recuperado su ingreso”, explicó Guifarro.

Señaló que en el Inprema los créditos tienen una tasa de 16.80 %, bajando el valor de la cuota mensual, en comparación con lo cancelado en el mercado financiero, por lo que el ingreso de los docentes ha aumentado.

Los nuevos servicios crediticios propiciados desde la Administración Hernández han beneficiado a más de 20,000 maestros, dijo Guifarro, y eso ha derivado en que durante el 2016 se hayan otorgado más de 3,000 millones de lempiras en créditos y por ello la recuperación del ingreso mensual de los maestros beneficiarios.