Un total de 34 jefes de familia de la aldea de Linaca, municipio de Tatumbla, departamento de Francisco Morazán, recibieron hoy de parte del presidente Juan Orlando Hernández las llaves de sus viviendas bajo el programa de Vida Mejor.

Con este programa gubernamental se beneficia a 200 personas de Linaca, entre ellas, a doña Alicia Rodríguez Amador, de 68 años, quien le agradeció al mandatario por haberle construido una vivienda digna.

“Mi casa antes era de tablón (madera), pero ahora es de bloque gracias al presidente Hernández”, dijo.

Doña Alicia agregó que siente que hoy le ha cambiado la vida con su nueva casa, donde ahora vivirá con sus hijos Santos Geovanny y Luis Alonso.

“Estoy satisfecha y al presidente Hernández le digo: muchas gracias, porque él hizo la obra para que yo tuviera mí casa”, expresó.

Aseguró doña Alicia que ya no seguirá luchando con las goteras que tenía que soportar en la época de lluvia en su casa anterior.

Por su parte, Bertha Martínez Mejía, de 75 años, dijo que “estoy muy agradecida con el presidente Juan Orlando; mi corazón está alegre con mi casita”.

Doña Bertha contó que desde que se le quemó su casa, hace 8 años, ha vivido y dormido donde le dieran posada.

“No me da pena decirlo: yo vivo de buscar latas y botellas, pero hoy la vida para mí es diferente gracias al presidente Hernández”, indicó.

Además, confió que tiene una hija de 27 años (Bertha Nohemí), que es discapacitada, “y yo tengo que ver por ella”.

Santos Gilberto Alvarado, quien aún posee su vieja vivienda de madera, hoy también goza de una casa digna del programa Vida Mejor.

“Estoy agradecido con el presidente Hernández porque está apoyando a los que más lo necesitamos”, dijo don Santos, y añadió que “al presidente le pido que nos siga apoyando a los más pobres”.

Los que menos tienen son prioridad

El presidente Hernández destacó en Tatumbla que su Gobierno se ha agarrado de la justicia social al poner como prioridad número uno a las personas que más lo necesitan.

“Estamos beneficiando hoy a 34 familias en Tatumbla con una vivienda”, con lo cual, además, “estamos mandando un mensaje, alcalde (Hugo Ochoa Pinto), porque usted es de otro partido político (Liberal), pero estamos trabajamos en equipo”, recalcó.

El titular del Ejecutivo anunció que se masificará la construcción de vivienda social para las familias más pobres como nunca antes lo había hecho un Gobierno.

Hernández subrayó que el Gobierno ha destinado el 3 por ciento del 15 por ciento del Impuesto Sobre Ventas (ISV) para atender temas sociales, como la vivienda digna, el apoyo y fortalecimiento al agro e impulsar y llegar con el paraguas de beneficios del programa Vida Mejor.

Estamos cambiando

Asimismo, el titular del Ejecutivo indicó que todo el departamento de Francisco Morazán está cambiando, con el desarrollo en la construcción de viviendas y obras grises, entre ellas, calles y carreteras.

También destacó el gobernante que en seguridad se notan avances importantes.

“Estamos poniendo la casa en orden; la imagen de Honduras está limpia, como un país pagador ante los organismos financieros internacionales”, apuntó.

Hernández adelantó que “voy a venir dentro de poco acá a Tatumbla para ver más proyectos de vivienda como el que estamos inaugurando hoy”.

Mientras tanto, el alcalde de Tatumbla, Hugo Ochoa Pinto, de filiación liberal, agradeció al presidente Hernández por apoyar a su municipio.

“Agradecemos la presencia del presidente Hernández en Tatumbla, ya que es el primer presidente en funciones que visita nuestro municipio”, destacó.

El mandatario entregó las llaves de las 34 viviendas construidas en Linaca y recordó la elaboración de miles en todo el país gracias al programa de Vida Mejor.

Viviendas y empleos

Con la construcción de estas viviendas se generaron 100 empleos directos.
El costo de la obra asciende a 2 millones 380 mil lempiras y cada vivienda tiene un costo de 70 mil lempiras.

Este y otros proyectos habitacionales promovidos por el Gobierno del presidente Hernández van dirigidos a personas de extrema pobreza del país.