En el marco de fortalecer las capacidades en la planificación, gestión y coordinación técnica de las medidas y sanciones alternativas, impuestas a adolescentes inmersos en el sistema de Justicia Penal Especial, la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF) suscribió acuerdo con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), a través de su programa de prevención secundaria de violencia “Proponte Más” con quien estrechó lazos de cooperación institucional.

Por su parte la Directora Ejecutiva de la DINAF, Lolis María Salas Montes, manifestó que con la firma de este acuerdo, en el marco de la justicia restaurativa más de 100 jóvenes que cumplen con medidas no privativas de libertad serán beneficiados, así mismo señaló que se tiene que concientizar a la población para erradicar la estigmatización que existe hacia los jóvenes infractores de la ley, reinsertarlos a la sociedad y contribuir a que estos sean un ejemplo de las y los niños de Honduras.

El objetivo general de Proponte Más es reducir los factores de riesgo derivados empíricamente y los comportamientos asociados a dichos factores en jóvenes propensos de afiliarse a grupos delictivos. Este objetivo se logrará a través de la implementación de cinco componentes: i) incrementado el número de familias/jóvenes que reciben servicios de prevención secundaria en comunidades meta, ii) incrementado el número de jóvenes/familias elegibles teniendo acceso a servicios de apoyo en las comunidades, iii) establecido el número de consejeros familiares en cada comunidad, iv) fortalecidas las medidas alternativas de justicia juvenil; y, v) establecido el modelo comunitario de prevención secundaria. La prevención secundaria, como se define en el contexto de este proyecto, es un enfoque individualizado basado en un nivel específico de factores de riesgo identificados y en dinámicas familiares específicas.

En el marco del componte cuatro, Proponte Más, fortalecerá a la DINAF, institución que tiene entre sus atribuciones formular, coordinar, gestionar, monitorear y evaluar las políticas públicas, programas y servicios especializados en materia de niñez, adolescencia y familia; generar las directrices y mecanismos que orienten a las instituciones públicas y organizaciones de la sociedad civil, en la implementación de las políticas públicas, programas y servicios para la niñez, adolescencia y familia; organizar y administrar los programas y servicios especializados para la atención, rehabilitación y reinserción social de las y los adolescentes infractores de la ley, priorizando en las medidas alternativas.

La firma de este acuerdo de cooperación contribuirá a los esfuerzos que se realizan para mejorar el sistema especial de justicia y a la prevención de la violencia; con el fin de construir un mejor futuro para los jóvenes y adolescentes de Honduras.