Implementar mecanismos que disminuyan la estigmatización de los grupos vulnerados e impulsar acciones de emprendedurismo en zonas postergadas son algunas de las conclusiones del panel cuyo tema central fue la Prevención Terciaria desarrollado en el marco de la Conferencia Regional de Prevención y Educación, una iniciativa de la Presidencia de la República.

Este panel lo moderó la Directora Ejecutiva de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia, Lolis María Salas y entre los panelistas: Fernando Zarabozo de nacionalidad argentina, especialista en abogacía del Estado; David Naville, de nacionalidad suiza y experto en proyectos de infancia de América Latina y Karla Ruiz, especializada en Desarrollo Humano y de nacionalidad hondureña, quienes compartieron las experiencias de sus respectivos países.

Dentro de las conclusiones del panel se señaló oportuno asegurar la gestión del conocimiento y el establecimiento de alianzas públicas y privadas para generar procesos y mecanismos de emprendedurismo para de esa forma ir reduciendo los niveles de estigmatización hacia los grupos vulnerados.

Asimismo, implementar oportunidades educativas para grupos vulnerados que han incurrido en infracciones, acompañado de un proceso para fortalecer las capacidades de sensibilización de las fuerzas militares y policiales y que las diversas organizaciones involucradas en la temática trabajen de forma articulada y transversalmente.

También se recomendó alinear los presupuestos institucionales y fortalecer las coordinaciones interinstitucionales que permitan maximizar recursos humanos y financieros con el acompañamiento de la iniciativa privada a través de la responsabilidad social empresarial entendido desde el punto de vista de aperturar oportunidades de empleo y emprendedurismo en la comunidad.

Para los especialistas es transcendental avanzar más en la implementación efectiva de políticas públicas y menos en legislación para superar las situaciones de vulneración, así como capacitar en justicia restaurativa para entender y diseñar nuevos modelos en materia de justicia penal especial, para ver a estos jóvenes como adolescentes, no solo como menores infractores.

Se abordó la necesidad de que los Estados modelen mecanismos alternativos a la privación de la libertad para saltar de la Justicia Tradicional que ha privilegiado como primera medida la privación de la libertad.

El rol de los medios de comunicación desde el nivel local también fue un elemento importante que se abordó en el panel señalando la necesidad de que este sector pueda contribuir desde el abordaje de la noticia en la reducción de los niveles de estigmatización y la prevención de la violencia hacia las y los jóvenes.

Los tres expertos coincidieron en la importancia de trabajar desde un enfoque humano que permita la aplicación de una justicia restaurativa que genere nuevas oportunidades de empleo y desarrollo desde la comunidad y de esta manera que el país pueda avanzar con esperanza armonizando esfuerzos de todos los sectores para fortalecer a la familia, como ese primer espacio de protección, luego la escuela y la comunidad.